San Sebastián de Bernal y el tercer monolito más grande del mundo

El Pueblo Mágico de Bernal tiene un gran colorido en su arquitectura, paisajes y leyendas. Su principal atractivo es la Peña de Bernal, que es el tercer monolito más grande del mundo. Esto y mucho más, hacen del Pueblo de Bernal uno de los destinos favoritos del estado de Querétaro.

Su nombre, «Bernal», viene del árabe y significa peñasco. 

Perdido en el tiempo, este pequeño pueblito que ha sido reconocido como mágico por la belleza de sus construcciones y por su colorido, que alberga leyendas y paisajes de ensueño. La palabra Bernal es de origen árabe y significa peñasco. Gracias a su singular Peña y al rescate de la imagen urbana, en febrero de 2006, se le otorgó la categoría de Pueblo Mágico.

¿Qué hacer en el Pueblo Mágico de Bernal?

1. Recorre sus calles y visita los principales monumentos arquitectónicos

El pintoresco pueblo de Bernal parece invitar a detenerse en el tiempo y bajar el ritmo para admirar sus calles, callejones, monumentos y textiles. Este pueblo fue fundado hace casi 400 años en 1642 por españoles que habitaban la región, por lo que tiene edificios construidos entre los siglos XVIII y XIX que se conservan de manera impresionante. Los antiguos balcones se adornan con flores y las artesanías sorprenden con sus historias al estar bordados en telares antiguos.

La Peña de Bernal destaca desde casi todo el pueblo, lo que le da un paisaje único y mágico. Desde la oficina de turismo local salen recorridos guiados que incorporan elementos de la historia, la arquitectura del pueblo y geología de la peña.

Algunos de los edificios más característicos son:

El Castillo – Edificio virreinal del siglo XVII con su reloj alemán.

Capilla de las Ánimas – Conocida como las Animitas, fue construida en el siglo XVIII en honor de todas las almas del purgatorio. Tiene con un teatro al aire libre y un parque para descansar que ofrece vistas increíbles para tomar fotografías.

Capilla de la Santa Cruz – construida entre los siglos XVIII y XIX.

Templo de San Sebastián Mártir – Del siglo XVIII con su torre campanaria en la que se puede apreciar la mano indígena. También se han instalado varios vitrales dignos de admirar.

2. Escala la Peña de Bernal

La Peña de Bernal es tercer monolito más grande del mundo, después del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar de Brasil. Este monolito de aproximadamente 350 metros de altura y 10 millones de años de antigüedad. Por su altura e importancia histórica, esta peña representa el lugar idóneo si te gusta la escalada y el rappel.

3. Explora y disfruta de las artesanías y gastronomía de Bernal

Una de las expresiones de las manos bernalenses son los artículos de lana elaborados en telares de más de 100 años, como rebozos, tapetes, cojines, chamarras y cobertores. También encuentras destacan dulces típicos de leche y la fruta cristalizada.

Disfruta de los platillos preparados en cazuelas de barro y fogones rústicos, como las gorditas martajadas con chile rojo, las enchiladas serranas con cecina, los nopales santos o la barbacoa de borrego preparada en hoyo con pencas de maguey.

Participa en las ferias tradicionales de Santiago de Bernal

Equinoccio de Primavera – alrededor del 21 de marzo en la peña, donde se congregan miles de visitantes para cargarse de la energía que emana el colosal monolito. Además, se presenta un programa artístico y cultural tendiente a escenificar ritos prehispánicos.

Fiesta de la Santa Cruz  se lleva a cabo del 1 al 5 de mayo; los pobladores suben hasta la cima de la peña, donde colocan una cruz, que dura todo el año.

Cómo llegar a Bernal Pueblo Mágico

Desde la ciudad de México, debes tomar la autopista 57, México – Querétaro, antes de San Juan del Río, toma la carretera 120 hacia Tequisquiapan, pasando Tequis, llegas a Ezequiel Montes, ahí tomas la carretera 4 Federal hacia Bernal.

En autobús desde la terminal de autobuses del Norte, se toma un bus que vaya a Ezequiel Bernal, de ahí se toma otro que vaya a Toliman, se pide al chofer que te deje en Bernal. El recorrido aquí es aproximadamente 3 y media horas dependiendo la línea de autobús.

Comentarios de Facebook