Querétaro

____

Industria, naturaleza y cultura

El estado de Querétaro es un lugar de mágicos contrastes ocasionados por la diversidad de la sierra. Al norte del estado las montañas se elevan hasta alcanzar alturas vertiginosas, donde el viento frío recorre los bosques. Poblados pintorescos con casas de madera surgen de las colinas, en los que las empinadas calles de piedra huelen a leña y a lluvia. Por las noches el canto de los búhos se escucha a través de la neblina, que brilla a la luz de la luna llenando el ambiente de misterio.

Los caminos bajan de los cerros con curvas cerradas, bardeados por cedros y pinos, pero cuando se alejan de la cúspide el aire se calienta y el panorama se trasforma. Plantas tropicales de hojas grandes crecen junto a los ríos que fluyen desde la cima, entre saltos y cascadas ocultos en la selva. Mariposas de mil colores revolotean alrededor de las flores perfumadas que crecen en las copas de árboles frutales, donde aves cantarinas construyen sus nidos.

Un poco más al sur el suelo rico en minerales se vuelve rocoso y filtra el agua, por lo que matorrales de poca altura dominan el árido paisaje. El nombre que le daban a estas tierras sus antiguos habitantes, cuyo legado se mantiene vivo en nuestros pueblos, significa peñas grandes, inspirado sin duda en las inmensas formaciones rocosas que brillan con destellos de cobre bajo los rayos del sol.

A través de los siglos este rico territorio ha sido nuestro hogar, ven a visitar el estado de Querétaro y forma parte de nuestra historia.