ÁREAS NATURALES DE MÉXICO

Fuentes de vida

México es un país megadiverso que ofrece una riquísima variedad de sitios y áreas naturales que se gestionan a distintas escalas, desde el nivel federal hasta las que son administradas por una comunidad o actores privados.

Áreas naturales protegidas para visitar en México

Tenemos bosques, selvas, desiertos, montañas, volcanes, humedales, ríos, lagos, montañas, arrecifes, islas, mares, parques, santuarios, oasis y cenotes solamente por nombrar algunos de los entornos que conforman nuestros ecosistemas.

Para explorar un poco el contexto de este tipo de sitios, más abajo en este artículo exploramos que son las áreas naturales protegidas, para qué establecen, sus tipos.

Próximamente estaremos incorporando más información sobre las áreas naturales protegidas, cuales son más aptas para visitar y algunos consejos para disfrutar más la visita de manera responsable.

Sitios naturales de México considerados patrimonio de la humanidad

Por su valor, algunas de las áreas naturales de México están reconocidas como por la UNESCO.

Conoce aquí los sitios naturales mexicanos inscritos en la lista de patrimonio de la humanidad.

¿Qué son las áreas naturales protegidas?

Si te has preguntado qué son las áreas naturales protegidas, la explicación es muy sencilla. De acuerdo con la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) , que regula las actividades de conservación en México, un Área Natural Protegida (ANP), es una porción de territorio (terrestre o acuático) cuyo fin es conservar la biodiversidad representativa de los ecosistemas para asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos y cuyas características no han sido esencialmente modificadas.

¿Para qué se establecen las áreas naturales protegidas?

La finalidad establecida por las instituciones que regulan su declaratoria es para vigilar que el aprovechamiento de los recursos dentro de la zona se realice de manera sustentable, preservando la flora y fauna particular del ecosistema, permitir y propiciar la investigación y estudio de los ecosistemas con el fin de generar conocimiento y transmitir aquellas prácticas o tecnologías que permitan el aprovechamiento sustentable de los mismos y, a su vez, proteger el entorno de las zonas históricas, arqueológicas y turísticas de valor e importancia cultural y recreativa.

Áreas naturales protegidas de carácter federal

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)es la institución encargada de gestionar las áreas naturales protegidas de nuestro país. Actualmente gestiona 176 áreas naturales de carácter federal que representan más de 25,394,779 hectáreas. Para su administración, la CONANP las divide en Nueve Regiones en el país.

¿Qué tipos de áreas naturales protegidas hay?

A nivel federal se consideran los siguientes tipos de áreas naturales protegidas:

  • Reservas de la biósfera
  • Parques nacionales
  • Monumentos naturales
  • Áreas de protección de recursos naturales
  • Áreas de protección de flora y fauna
  • Parques y reservas estatales
  • Zonas de conservación ecológica municipales
  • Áreas destinadas voluntariamente a la conservación

También se establece que las legislaciones locales pueden establecer sus propias categorías.

¿Cómo se dividen las ANP?

Para facilitar la identificación y delimitación de las porciones del territorio que la conforman, las áreas natuarles protegidas se dividen de acuerdo con distintas características o elementos físicos, socioeconómicos y biológicos, así como la sensibilidad de los ecosistemas y su categoría de manejo.

La división de acuerdo con la Ley es la siguiente:

I. Zonas núcleo:
a. De protección
b. De uso restringido
II. Zonas de amortiguamiento:

a. De preservación
b. De uso tradicional
c. De aprovechamiento sustentable
d. De aprovechamiento sustentable de los ecosistemas
e. De aprovechamiento especial
f. De uso público
g. De asentamientos humanos
h. De recuperación

¿Cómo se establecen las ANP federales?

La Secretaría de medio Ambiente y recursos Naturales (SEMARNAT) se encarga de realizar estudios justificativos de la importancia de las zonas y los pone a disposición del público y solicitando la opinión de los gobiernos locales, dependencias de la Administración Pública, organizaciones sociales, pueblos indígenas, universidades, centros de investigación y otras personas que interesadas. Es decir todos podemos participar si estamos pendientes de los procesos y prinicipalmente si vivimos cerca de los territorios. Una vez realizado todo el análisis, de ser positivo el dictamen, se establecen mediante la declaratoria que expida el Presidente de la República.